Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

El 23,9% de las viviendas están destinadas al alquiler



¿Cómo ha evolucionado el mercado del alquiler en España? ¿Cuáles son los factores que están influyendo en el incremento de los precios? ¿Cuáles son las amenazas a las que tiene que hacer frente este sector? Están son algunas de las preguntas a las que el último boletín económico del Banco de España, sobre la ‘Evolución reciente del mercado del alquiler de viviendas en España’, intenta dar respuesta.

España, en la última década, ha pasado de tener dos millones y medio de hogares viviendo de alquiler, a llegar a los tres millones. Entre las conclusiones del informe, el Banco de España destaca que, aunque en nuestro país el peso de este mercado del alquiler es menor que en las principales economías de la Unión Europea, en los últimos años se ha observado una tendencia creciente del peso del mercado del alquiler.

 

En este aspecto, el organismo, que toma datos del Instituto Nacional de Estadística, concluye que desde el año 2013 la tendencia de las viviendas de alquiler es positiva, mientras que los hogares en propiedad disminuyen. A cierre del año 2018, el 23,9% del parque inmobiliario está destinado al alquiler.

 

Entre las diferentes conclusiones, el organismo también destaca como el alquiler muestra una mayor relevancia y dinamismo en determinados colectivos: las personas que viven de alquiler son mayoritariamente jóvenes, inmigrantes y trabajadores temporales. Asimismo, los arrendamientos tienen un mayor peso en áreas geográficas determinadas, como Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias.

A cierre del año pasado, el número de hogares de alquiler, en los que la persona de referencia tiene entre los 30 y 44 años, representa el 29,9% del total. Más de 10 puntos por encima que los datos registrados en el año 2010, tal y como puede observarse en el siguiente gráfico:

 

Entre los datos de la imagen anterior, cabe resaltar la proporción de hogares en donde su persona de referencia no tiene nacionalidad española. En concreto, el 58,9% corresponden a nacionalidades de la Unión Europea, mientras que el 77,3% son habitantes no comunitarios.

Unas cifras que destacan frente a la proporción del alquiler en hogares de nacionalidad española, que en 2018 alcanzó el 13,1%, más de cuatro puntos a los datos registrados en 2007, cuando se anotó la cifra más baja.

 

Contratos temporales

Una de las conclusiones más destacadas en el informe del Banco de España es que el perfil mayoritario de las personas que viven de alquiler tiene un contrato temporal. Así, los autores del informe resaltan que son los colectivos con menor renta los que más se decantan por residir en un inmueble arrendado.

Ante este hecho, el organismo vaticina que la demanda de viviendas de alquiler continuará siendo elevada. Según el Banco de España, la situación del mercado laboral, especialmente entre los jóvenes; la reducción de los ratios préstamo-precio de las hipotecas; la concentración de la actividad económica en zonas geográficas con una oferta residencial rígida; o la fiscalidad asociada a la vivienda; son algunos de los factores que han influido directamente en el incremento de la demanda de inmuebles de alquiler.

 

Ante el incremento de las personas que buscan una vivienda de alquiler y la escasez de oferta, el organismo cree que es la explicación al incremento que han registrado los precios los inmuebles destinados al arrendamiento en esas zonas concretas.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim