Qué caracteriza a un buen inquilino



Si tienes un piso en propiedad que has decidido alquilar, seguro que son muchas las preguntas las que te rondan por la cabeza. Son muchos los factores que tienes que valorar para conseguir el objetivo: dar con aquel arrendatario que sea solvente y pague la renta todos los meses en el tiempo y la forma acordados. En este artículo que te contamos qué caracteriza a un buen candidato a inquilino.

 

 

¿Quién es un buen inquilino?

Lo primero que debes saber es qué es un buen inquilino. Este es una persona que no tiene nada que ocultar, que se muestra honesta y transparente desde el primer momento. Asimismo, ante cualquier problema o malentendido priorizará su comprensividad y empatía.

En definitiva, una persona que se compromete a nivel legal y personal, a cumplir con sus obligaciones. Si eres capaz de encontrar a un inquilino así, puedes estar completamente seguro de que la relación entre vosotros será buena.

 

Solvencia y perfil de riesgo del inquilino

Llegados a este punto, seguro que te estás preguntando: ¿y cómo me cercioro de que me va a pagar puntualmente las rentas? Que el inquilino sea solvente económica y financieramente son unos de los primeros puntos que deber considerar de los candidatos.

Fichero de Inquilinos Morosos dispone de diferentes servicios que te permitirán elegir a los mejores arrendatarios para tu vivienda. FIM es único registro que existe a nivel nacional sobre la morosidad en el mercado del alquiler. A través del informe FIM Score tendrás acceso a diferentes datos que serán fundamentales para elegir al mejor inquilino. Estos son:

  • Antecedentes de morosidad.
  • Perfil de riesgo. Gracias a su algoritmo predictivo podrás saber la probabilidad real de impago. Este documento calificará a los candidatos desde la AAA (muy baja posibilidad de impago) gasta la D (existen muchas posibilidades de que te deje de pagar).

 

Es lógico que a la hora de alquilar tu casa tengas cierta desconfianza. Aunque como propietario eres totalmente libre de alquilar la casa a quien mejor te parezca, debes tener en cuenta las características del inmueble y a qué tipo de público puedes dirigirte. Son muchos los casos en los que un inquilino, que en un principio parece perfecto, ha acabado siendo un auténtico estafador. Es importante saber a quién alquilas tu vivienda y asegurarte de antemano que el arrendatario conoce las condiciones.

Siempre y cuando las dos partes estéis de acuerdo, podéis pactar la duración del contrato de alquiler de la vivienda. Si es inferior a tres años, la Ley de Arrendamientos Urbanos, indica que, una vez llegado el día de vencimiento del contrato, se prorrogará de manera obligatoria por plazos anuales hasta que el alquiler alcance como mínimo cinco años.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim