Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Ventajas del uso de la firma digital en sector inmobiliario



Los agentes inmobiliarios llevan años haciendo uso de la firma digital, pero ha sido al inicio del confinamiento por la pandemia ocasionada por el COVID-19, cuando se ha extendido por todo el sector.

 

 

Transformación digital en el sector inmobiliario

La digitalización de procesos es uno de los cambios que hace que el sector esté en plena transformación digital. Entre los principales cambios que han venido para quedarse, podemos destacar tres elementos: los vídeos de los inmuebles en venta o alquiler, las reuniones por vía telemática y la digitalización de la documentación y los procesos.

Las plataformas de alquiler y venta de vivienda ya usaban fotos y en algunos casos, también vídeos para facilitar la elección de los inmuebles que los interesados querían ver. Esta tendencia se ha extendido por todo tipo de inmobiliarias y los clientes exigen una mayor calidad de los vídeos, que en muchos casos son decisivos en la toma de decisiones. Las reuniones por videollamada hacen el proceso más cómodo y accesible tanto para propietarios como para compradores o arrendatarios, de esta forma ahorran tiempo en desplazamientos, pueden combinar la búsqueda de vivienda con otras actividades y se adapta mejor a su jornada laboral. Y, por último, los trámites por vía telemática proporcionan un ahorro de tiempo, de costes y, va en sintonía con las políticas medioambientales de ahorro, de recursos naturales y espacio.   

 

 

¿Qué es la firma digital?

La firma digital es fundamental para poder realizar los trámites de manera telemática. Es la lógica evolución de la firma en papel, que se adapta al ecosistema digital. La firma digital es un mecanismo criptográfico, que demuestra que la persona firmante está de acuerdo con lo estipulado en este documento. Este mecanismo sirve para confirmar que el documento no ha sido replicado ni modificado desde el momento que se firmó.

La firma digital se hace desde un dispositivo electrónico, ya sea un móvil, un ordenador o una tablet, y tiene la misma validez legal que una firma en papel, y un mayor nivel de seguridad.

 

Diferencia entre firma digital y firma electrónica

Parte del trabajo de un agente inmobiliario es hacer que los clientes firmen todos los documentos necesarios para que los contratos se formalicen correctamente. Para que esto tenga validez legal hay una serie de puntos que debemos tener en cuenta.

La firma digital, en ocasiones se denomina firma online o firma electrónica, pero no son sinónimos. La denominada firma digital es una firma electrónica avanzada, es decir, todas las firmas digitales son electrónicas, pero no todas las firmas electrónicas son digitales.

Una firma electrónica es un conjunto de datos que acompañan a un documento para identificar a la persona firmante. Esta firma debe de cumplir una variedad de métodos de autentificación de identidad y se considera un proceso seguro, pero la firma digital está vinculada a un documento con cifrado, es decir, es más segura. La firma digital es una herramienta más que pueden utilizar los agentes en su trabajo diario.

 

¿Por qué debería un agente inmobiliario usar la firma digital?

Los agentes inmobiliarios deben incorporar las tecnologías que mejoran su rendimiento y la satisfacción del cliente, para conseguir aumentar sus ventas. Existen herramientas para mejorar la experiencia del cliente que ayudan a satisfacer tanto las necesidades de arrendadores como de arrendatarios y, para reducir la morosidad, que continúa en aumento en el sector inmobiliario.

La firma digital es una herramienta que facilita los procesos, ahorra tiempo y costes. De esta manera permite a las empresas firmar rápidamente de forma online nuevos contratos y elimina el uso de papel, así como el tiempo de escanear, imprimir y enviar por fax. Esto hace que el proceso se digitalice completamente.  Además, esto evita desplazamientos y con la firma digital no se necesita el DNI electrónico que suele dar más de un quebradero de cabeza.

Las firmas digitales permiten identificar a los firmantes y la fecha de firma de manera ágil, y completamente legal, necesitando únicamente acceso a Internet, sin necesidad de instalar aplicaciones.  

Un agente inmobiliario puede hacer uso de este tipo de firma en casi todo tipo de documentos: en contrato de alquiler, en aceptación de ofertas, cesión de poderes, en reservas de inmuebles y contratos con propietarios, entre otros.  Lo importante, es la hora de elegir un proveedor de servicios de firma digital, tenga en cuenta la reputación de la empresa que lo proporciona, la seguridad y la fiabilidad.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim