Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

2018, el año de la 'burbuja' del alquiler



Cuando el año termina toca detenerse, echar la vista hacia atrás y sacar una valoración de cómo ha sido el año. Si hacemos un análisis de cómo han sido estos últimos once meses en el sector inmobiliario, hay un término que destaca por encima de todos: burbuja. Durante los últimos meses, titulares como: ‘La burbuja del alquiler’, ‘Plan de choque contra la burbuja del alquiler’ o ‘Cómo se pincha la burbuja del alquiler’; han copado las noticias sobre el alquiler en la mayoría de los medios de comunicación.

 

 

Pero… ¿cuáles han sido los hechos más destacables durante este periodo? Es una realidad que en las grandes ciudades donde el mercado inmobiliario del alquiler está más desarrollado, el precio de las rentas ha crecido alrededor del 9%. Un dato que contrasta enormemente con los precios que se registran en otros lugares donde la expansión de este sector ha sido mucho más pequeña.

Una situación que hace patente que el mercado del alquiler en España es heterogéneo, lo que hace que este sector avance en España a dos velocidades. Por un lado, están los territorios donde se ha sentido la escalada de los precios, principalmente en las grandes ciudades; y por el otro, localidades donde las rentas apenas han variado respecto a los datos registrados en el año 2017.

El desajuste existente entre la oferta y la demanda es uno de los principales motivos que han provocado que las rentas se encarezcan. Desde el estallido de la crisis, los alquileres comenzaron una fase de expansión que aún dura hoy en día. El número de personas que buscan una vivienda de alquiler donde instalarse, en algunas localidades, es muy superior a la oferta de inmuebles, lo que provoca una desestabilización. 

Una situación que contrasta con el número de viviendas vacías en España, que según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hay más de tres millones de inmuebles cerrados. Los datos de morosidad influyen directamente en este hecho, ya que, según dimos a conocer durante este año que ahora acaba, los impagos en el alquiler han crecido cerca del 4%. Por ello, de cara a 2019, debemos seguir trabajando para que los propietarios dispongan de las máximas garantías y seguridad a la hora de poner su vivienda en alquiler.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim