Expectativas del sector inmobiliario en la era del coronavirus en España



Seis meses después de la expansión del coronavirus por lo largo y ancho de nuestro país, los datos sobre la evolución de la pandemia están generando una gran incertidumbre entre en muchos sectores. ¿Cómo evolucionará el sector inmobiliario durante el último cuatrimestre de 2020? Esta es la pregunta que se hacen diariamente los miles de profesionales de este ámbito. Una respuesta difícil de predecir, ya que es complicado vaticinar que rumbo seguirá el COVID-19.

Ante la complejidad de la respuesta, lo que si se puede analizar es la situación que había a principios de 2020, cómo ha cambiado, qué tipo de recuperación se espera y cuáles son las oportunidades para afrontar lo que queda de año.

 

Enero 2020: la mayoría de los indicadores al alza

Si echamos la mirada hacia atrás y volvemos a enero de 2020, podemos observar cómo en aquel momento, aunque ya se notaba una ralentización en el número de compraventas, la mayoría de los indicadores mostraban una tendencia alcista. En las primeras semanas de este año, los precios de las transacciones de compraventa se incrementaron un 1,5%; mientras que el alquiler en las grandes ciudades crecía a un ritmo del 7-8% interanual, según los datos proporcionados por diferentes indicadores.

En ese momento, en los principales mercados (Madrid, Barcelona o Baleares) la oferta de viviendas destinadas al arrendamiento no era suficiente para cubrir toda la demanda que se decantaba por este modelo como primera opción habitacional.

En resumen, tal y como puede observarse en los siguientes gráficos del observatorio inmobiliario, era un buen momento para el sector inmobiliario en general.

 

Evolución de los precios de compraventas (2014-2019):

 

Fuente: Boletín 31 del Observatorio de la Vivienda y Suelo. Tercer trimestre de 2019.
Evolución del número de transacciones (2014-2019):

 

Fuente: Boletín 31 del Observatorio de la Vivienda y Suelo. Tercer trimestre de 2019.

Septiembre 2020: el COVID-19 se confirma el cambio de las tendencias

La crisis derivada por la expansión de la COVID-19 y todas las medidas que ha llevado aparejadas, a cambiado diametralmente el sector. Si a principios el número de viviendas de alquiler era escaso, tras el desplome de los visitantes nacionales e internacionales, se han sumado otros inmuebles que dedicados al modelo turístico. Este hecho, sumado a los cambios del mercado de trabajo, están haciendo que los arrendatarios dispongan de un mayor número de opciones a la hora de encontrar una casa. Una situación que está influyendo, e influirá en el precio de las viviendas.

La inestabilidad laboral y económica también está haciendo que los ciudadanos sean más cautelosos a la hora realizar una operación de compraventa. Muchos prefieren a esperar, ya que creen que no es momento de descapitalizarse, tras la incertidumbre ocasionada por la pandemia.

El futuro se presenta incierto. Actualmente existen varias visiones de cómo será la recuperación, ya que la evolución de la pandemia es impredecible. Existen 3 tipos:

Recuperación en V

Es la más optimista. La recuperación tras la crisis será la misma velocidad que la caída. Casi seis meses después de que se decretase el estado de alarma, y con los rebrotes al alza, esta opción está prácticamente descartada en la mayoría de los sectores.

Recuperación en U

Es la más probable, aunque todo dependerá de cómo sea la segunda ola de la pandemia. En este modelo la recuperación también será en un periodo prevé de tiempo, pero el valle es más alargado, por lo que hasta finales de 2020 no se espera una tendencia al alza.

Recuperación en L

La más pesimista. La recesión es continuada en el tiempo y no existen previsiones de cuando empezará el levantamiento de la economía.

 

Nuevas oportunidades del sector inmobiliario en la era post COVID-19

Ante el cambio de paradigma, es el momento de adaptarse a las nuevas circunstancias. Entre las oportunidades que se vaticinan para el sector destacan:

Inversión en tecnología

El sector inmobiliario puede evolucionar positivamente si se aplican los desarrollos tecnológicos necesarios que posibiliten trabajar desde cualquier lugar, reduciendo el número de desplazamientos que tienen que realizar los clientes.  Reuniones y visitas virtuales, firmas telemáticas o solicitud de información online, entre otras opciones.

Mantente a la última

Como siempre decimos, el saber no ocupa lugar. Para poder evolucionar y estar actualizado a los avances del sector, es importante que estés formándote continuamente. De esta forma podrás destacar frente a la competencia y potenciar tu trabajo diario.

Diversificación

Ante este cambio de situación es importante saber diversificar la línea de negocio. Nuevas inversiones o el crowdfunding inmobiliario permitirán afrontar mejor posibles cambios.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim