¿Qué se espera del sector inmobiliario durante 2021?



Como contábamos en el resumen de 2020, las previsiones para el año pasado saltaron por lo aires tan solo dos meses después de comenzar el ejercicio. La crisis sanitaria originada por la expansión de la COVID-19 revolucionó completamente el sector inmobiliario, haciendo que la oferta de viviendas de alquiler se incrementase, lo que propició que los precios se contuviesen; mientas que el número de compraventas acumuló sucesivos meses de caídas, tras las cifras positivas registradas en febrero, después de la modificación de la Ley Hipotecaría.

 

 

Y tras finalizar este año tan convulso, ¿qué se espera para 2021? ¿Los precios del alquiler continuarán a la baja? ¿Qué ocurrirá con los impagos de los arrendamientos? ¿Crecerá el número de compraventas de inmuebles? En el siguiente artículo vamos a proporcionar una breve previsión de lo que se espera para el sector inmobiliario durante el año que ahora estamos comenzando.

Unas líneas que, seguro que arrojan algo de luz para los profesionales, en este año marcado por el optimismo tras la llegada de la vacuna con las que todas las administraciones españolas y europeas están plantándole cara al virus. Aunque no será un año fácil, las expectativas son buenas, ya que se espera que comience la reactivación del sector.

 

La oferta seguirá al alza y los precios del alquiler continuarán a la baja

Tras un año en el que el parque de viviendas destinadas al alquiler se ha incrementado, 2021 se espera que continúe el crecimiento. Tras el estallido de la crisis sanitaria y, por ende, la limitación de la movilidad ha provocado que el número de turistas haya marcado cifras que no se registraban desde el siglo pasado.

Por ello, muchos propietarios se han visto obligados a pasar su vivienda destinada al arrendamiento de uso turístico a el mercado tradicional. Este hecho ha provocado que el número de inmuebles disponibles haya mostrado incrementos que nada hacía presagiar. Esta tendencia continuará durante este año y, ante el incremento de la oferta, los precios continuarán ajustándose a la baja.

 

Las incidencias de impago en niveles altos

Desde que la pandemia llegase a nuestro país, y con ello la paralización de la actividad económica y las posteriores restricciones, han provocado que muchas personas se hayan visto con problemas laborales y económicos. Ante la reducción de puestos de trabajo, muchos inquilinos se han visto con numerosas dificultades para hacer frente al pago mensual de los alquileres. Los últimos datos publicados por Fichero de Inquilinos Morosos muestran como durante las semanas que duró la segunda ola de la pandemia, las incidencias de morosidad han crecieron un 70%, unos datos que han continuado al alza durante el mes de diciembre.

Para 2021, ante las numerosas dificultades que están viviendo muchos arrendatarios, se espera que las comunicaciones por falta de pago sigan arrojando datos por encima a los que se registraban antes del confinamiento domiciliario de marzo.

Ante esta tesitura, los propietarios han incrementado su preocupación y están siendo más precavidos a la hora de elegir a un candidato para arrendar su inmueble. De hecho, durante los últimos meses de 2020 se incrementaron un 24% las solicitudes de informes de riesgo. Para este año, ante el temor de sufrir un impago del alquiler, los propietarios van a continuar buscando la mayor seguridad y tomando las medidas preventivas necesarias para garantizar el cobro puntual de los alquileres.

Desde Fichero de Inquilinos Morosos ponemos a disposición de particulares y profesionales todas las herramientas necesarias para hacer frente al impago de los arrendamientos.

 

Los precios de compraventa de inmuebles, pausados

Por último, la crisis sanitaria de la COVID-19 también está influyendo en el mercado de la compraventa. Aunque en las últimas semanas de 2020, se ha notado una leve reactivación en este ámbito, todo hace prever que durante este año el coronavirus va a frenar este tipo de operaciones.

Por un lado, la mayoría de las previsiones apuntan que el número de transacciones registrará caídas durante los próximos 12 meses. La mayoría de los analistas pronostican que, aunque la ralentización de este mercado será mucho más leve y menos duradera que la vivida en la crisis de 2008, el frenazo se dejará notar.

Además, también se prevé que los precios continúen su desescalada y no será hasta el año 2022 cuando empiecen a recuperarse.





¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim