Notas de Prensa

La COVID-19 provocó que los impagos en los alquileres creciesen un 66,2% en 2020

Published: 220 days ago

 

  • Los estragos provocados por la pandemia hicieron que los casos de morosidad fueran mayores que en los años más duros de la crisis financiera (2009-2012), cuando los casos se incrementaron un 55,5%.

 

  • Murcia se posiciona como el territorio donde más crecieron los impagos (+93,65%) en el año 2020. Tras este se sitúa Madrid, con un incremento de la morosidad del 80,7%; y Cataluña, donde este tipo de incidencias subieron un 80% en 12 meses.

 

  • Los inquilinos dejaron a deber de media 6.373 euros a sus arrendadores; siendo Madrid (8.974 euros), Baleares (8.718 euros) y País Vasco (7.269 euros), donde las deudas de los arrendatarios fueron mayores.

 

  • Sergio Cardona, Director de Estudios y Calidad de FIM: “Aunque las incidencias de impago se multiplicaron por tres en los peores meses de la pandemia, la variación anual no ha sido tan amplia, ya que la buena comunicación entre inquilinos y propietarios permitió alcanzar acuerdos entre las partes.

 

CONSULTA EL ESTUDIO ÍNTEGRO AQUÍ

 

Madrid, 18 de noviembre de 2021. Fichero de Inquilinos Morosos presenta hoy los resultados del ‘Decimotercer Estudio FIM sobre Morosidad en Arrendamientos urbanos en España’, una radiografía de los impagos en el alquiler registrados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020. Este análisis, que detalla las variaciones porcentuales y la cuantía media de la morosidad, tanto a nivel nacional como por provincias, revela la incidencia que tuvo la crisis sanitaria originada por la COVID-19 en el pago de los alquileres. Así, durante esos 12 meses los casos de morosidad se incrementaron un 66,2% en el conjunto nacional. El reflejo de las dificultades para pagar el alquiler a causa de la expansión de la COVID-19, tiene especial incidencia si comparamos el dato de 2020 con los años más duros de la crisis financiera; entre 2009 y 2012 crecieron un 55,5%. Un notable ascenso provocado por un hecho puntual; las previsiones nos indican que en 2021 cerrará con unas variaciones mucho menos acusadas que el año pasado”, sintetiza Sergio Cardona, Director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos.

La variación de los casos de morosidad es dispar en el conjunto de la geografía española, aunque todos los territorios han registrado incrementos al alza, a causa de la situación socio-económica derivada de la COVID-19. Las comunidades autónomas donde más han crecido los casos de impago en arrendamientos urbanos son: Murcia (93,7%), Madrid (80,7%), Cataluña (80%), Andalucía (77%) y Canarias (71,5%); todas ellas por encima de la media nacional. “La rápida propagación del virus COVID-19 y la paralización del país durante meses, ha lastrado la situación económico-laboral de muchos ciudadanos, principalmente de aquellos más relacionados con el sector servicios, lo que les ha imposibilitado poder hacer frente al pago de las rentas. Durante esos meses hemos visto que muchos arrendatarios que respondían a sus obligaciones puntualmente no han podido pagar la mensualidad porque se encontraban en situación de desempleo o ERTE”, explica el Director de Estudios y Calidad.

Aunque los incrementos son generalizados, existen territorios donde las subidas son más moderadas. Así, los territorios en los que las variaciones han sido más mesuradas son: Asturias (+22,8%), Navarra (+24,5%), Ceuta (+26,7%), Extremadura (+28,5%), Cantabria (+32,5%) y La Rioja (+33,5%).

Sergio Cardona, Director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos, explica que, aunque la morosidad ha crecido más de 66%, “durante los meses más crudos de la pandemia las incidencias de morosidad llegaron a triplicarse, respecto a los mismos meses del año anterior. Pero la buena comunicación existente entre propietarios e inquilinos ha posibilitado que hayan llegado a acuerdos negociando quitas o aplazamientos en el pago de sus obligaciones.

 

La deuda media menor que hace un año

El Decimotercer Estudio FIM sobre Morosidad en Arrendamientos Urbanos que presenta Fichero de Inquilinos Morosos, compañía especializada en aportar soluciones profesionales para gestionar de una manera segura y eficiente los alquileres, ofrece otros datos de especial relevancia. Durante el año 2020, los inquilinos dejaron a deber de media a sus arrendadores 6.373 euros, en el conjunto del territorio nacional. Esta cantidad, aunque elevada, es un 6,15% menor a la registrada en 2019. Desde Fichero de Inquilinos Morosos explican que la deuda media se ha reducido porque “la mayoría de los casos de impago se han concentrado en los meses con medidas más estrictas”. “A partir del verano, fueron muchos los inquilinos que empezaron a resolver los pagos con sus propietarios”, analizan.

Al igual que ocurre con la variación de la morosidad, la cuantía adeudada por los arrendatarios es dispar dependiendo del territorio. Por encima de la media nacional, se encuentran los siguientes: Madrid (8.974 euros), Islas Baleares (8.718 euros), País Vasco (7.269 euros), Cataluña (7.232 euros) y Navarra (6.567 euros). Mientras que en lado contrario de la gráfica destacan: Extremadura (3.198 euros), La Rioja (3.355 euros), Castilla y León (3.526 euros), Asturias (3.747 euros) y Castilla-La Mancha (4.269 euros).

“Cómo es lógico, la deuda que contraen los inquilinos con sus arrendadores es mayor en aquellos territorios donde el precio de los alquileres es más elevado. El perjuicio de un caso de impago no es el mismo en Madrid, que el precio medio alcanza los 2.000 euros; que en Extremadura, donde no supera los 500 euros”, sintetiza el Director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos.

 

Más propietarios perjudicados que en 2019

La expansión de la COVID-19 a lo largo y ancho de la geografía española no solo ha tenido consecuencias sanitarias y sociales, también son muchos los propietarios que han visto peligrar uno de sus principales sustentos. “Es una cadena, si el inquilino no puede pagar a consecuencia de la coyuntura actual, es el arrendador quién ve comprometida su estabilidad económica, ya que en muchos casos el alquiler supone una de sus principales fuentes de ingresos”, detalla Sergio Cardona.

Para evitar perjuicios de este tipo, es importante conocer la situación económico-laboral del candidato a inquilino para así poder determinar si será capaz de hacer frente al pago de alquiler si ocurre una situación excepcional. “En el Fichero de Inquilinos Morosos conocemos de cerca esta situación y ponemos en manos de profesionales inmobiliarios y de particulares un completo informe que, de una manera instantánea, les proporcionará todas las respuestas necesarias para elegir al candidato”, finalizan desde Fichero de Inquilinos Morosos.


###




Comunicaciones FIM

Email: comunicacion@fimiberica.com

imagen Area de prensa fim

All Entries