Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

5 consejos para un alquiler asegurado



¿Eres propietario y quieres tener un alquiler asegurado? Atento a los siguientes consejos:


Selección del inquilino

A la hora de alquilar, es muy importante conocer cuál es la situación laboral o cuáles son los ingresos mensuales del futuro inquilino. Para ello, se puede pedir una copia del contrato de trabajo o una nómina; de esta forma, sabremos si puede hacer frente a las rentas mensuales.

Otro punto fundamental para la selección de tu inquilino, es saber si ha tenido algún impago en algún momento de su vida. Por medio de FIM, puedes comprobar si tu inquilino tiene algún tipo de incidencia derivada de incumplimientos contractuales en arrendamientos previos.

Solicitar una fianza

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), es obligatorio para el propietario exigir una fianza, equivalente a una mensualidad de renta, a la hora de formalizar el alquiler. La solicitud y pago de la fianza son fundamentales para disfrutar de un alquiler asegurado.

La devolución de la fianza legal se realizará al finalizar el contrato de arrendamiento, siempre y cuando se haya cumplido en tiempo y formas.

Aval bancario o personal

Se puede disfrutar de un alquiler asegurado solicitando un aval bancario o un aval personal al futuro inquilino.

El aval bancario es un producto financiero que debe solicitar el inquilino y puede corresponder a varios meses de alquiler, normalmente suele hacerse de 3 ó 6 meses. En caso de producirse un impago, el arrendador lo ejecuta y recibe el dinero del inquilino paralizado en el banco en concepto de aval.

En el aval personal una tercera persona, que puede no residir en la vivienda, responde ante el impago del alquiler del inquilino. En este caso, si el inquilino no responde ante la deuda, se le reclamará al avalista.

Alquilar mediante un profesional

En España ha habido un incremento de los alquileres y de los propietarios que precisan de una gestión integral en el alquiler. Para ello, existen profesionales que  realizan este trabajo prestando un servicio integral que va, desde la elección de un inquilino adecuado o la fijación del precio de mercado; hasta la prestación de asistencia jurídica durante la duración del contrato de alquiler.

Estas ventajas hacen que cada vez más propietarios, para disfrutar de un alquiler asegurado, opten por trabajar con profesionales.

FIM Ibérica pone  a tu disposición una serie de herramientas, utilizadas como arma  de prevención, para evitar las incidencias de impago y facilitar las reclamaciones de deuda en caso de haberlas.

Realizar un contrato de alquiler

Realizar un contrato de alquiler de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), garantiza que el alquiler va a ser legal y que cualquier discrepancia, incidencia o problema entre arrendador y arrendatario se resolverá sin inconvenientes y de una forma sencilla y rápida; quedando el alquiler amparado por los juzgados. Por tanto, en el contrato de arrendamiento debe de aparecer de forma específica y concreta los derechos y obligaciones de ambas partes.

FIM pone a tu disposición un modelo de contrato de arrendamiento que cumple todos requisitos necesarios para tener un alquiler asegurado, conforme a lo dictado por ley.

 





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim