Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Compartir piso en Madrid: lo que no debes hacer



Si estás buscando una habitación en un piso compartido en Madrid, debes saber que esta es una modalidad cada vez más extendida entre personas de todas las edades. Más allá del ahorro económico que supone frente al alquiler de una vivienda en su totalidad, compartir piso en Madrid puede convertirse en una gran experiencia para ti ya que conocerás a personas diferentes. Claro que para ello debes ser un buen compañero de piso e inquilino. Esto es lo que no debes hacer.

Imponer tus normas

Si se trata de un piso que el propietario alquila por habitaciones y tú has sido el último en llegar, no puedes tratar de imponer tus reglas. Seguro que tus compañeros de piso ya tienen una serie de normas para regular la convivencia, sobre la limpieza o las fiestas, por ejemplo. Por supuesto, todo se puede hablar y dialogando se entiende la gente, pero siempre con actitud positiva y negociadora.

 

Compartir piso en Madrid.jpg

 

Si el resto de las habitaciones ya están ocupadas cuando tú llegas a la vivienda, convoca una reunión con tus compañeros para hablar sobre las normas. Así vuestra convivencia será mucho mejor.

No cuidar la habitación

Aunque estés viviendo de alquiler y la habitación no sea tuya, debes cuidarla como si lo fuera. Evita causar cualquier tipo de daño porque los desperfectos que provoques simplemente por descuido te pasarán factura. Piensa que quizá el arrendador se niegue a devolverte la fianza cuando tengas que dejar el piso compartido.

No pagar a tiempo

Como resulta lógico, cuando alquilas una habitación en una casa compartida en Madrid te comprometes en firme a pagar en el tiempo y en la forma acordados al propietario de la vivienda.

No pagar los suministros

Además de la mensualidad de la renta debes pagar puntualmente los suministros: agua, luz, calefacción… En pisos compartidos los suministros se pagan a partes iguales entre los diferentes inquilinos.

No hacerte cargo de las averías y daños

A la hora de alquilar una habitación en un piso compartido, hay quienes no tienen demasiado claro de qué tipo de averías debe hacerse cargo el propietario. Pues bien, si por ejemplo se estropea la caldera de la cocina, tú y tus compañeros tendréis que hablar con el arrendador para que pague la reparación. Si en cambio se estropea la cadena del baño o la puerta de la lavadora por el uso cotidiano, tendréis que ser vosotros quienes paguéis los gastos.

No hacer ruido

Por supuesto, si quieres ser un buen compañero de piso evita molestar a tus compañeros. Por lo general, en la gran mayoría de pisos de alquiler los compañeros se ponen de acuerdo sobre las fiestas y otras actividades molestas. Todo es cuestión negociar y pactar una serie de condiciones desde el primer momento para que no haya problemas.

Si por ejemplo tu compañero se levanta muy temprano y a ti te gusta ver la televisión hasta tarde, podrías pensar en la idea en hacerlo con auriculares para no perturbar su descanso.

No llevarte bien con tus compañeros

Y, por último, cuando eliges alquilar una habitación en un piso compartido en Madrid debes tener muy claro qué tipo de convivencia buscas. ¿Quieres simplemente una relación cordial con tus compañeros? ¿O te gustaría forjar con ellos una relación de amistad? En cualquier caso, para que la convivencia sea buena debes recordar que la cordialidad y el respeto mutuo son esenciales.

Esto es todo lo que no debes hacer a la hora de compartir piso en Madrid. Si ponéis todos un poco de vuestra parte te darás cuenta de que llevarse bien no es tan complicado.





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim