Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Dudas sobre la renovación de un contrato de alquiler



Cuando los inquilinos firman un contrato de alquiler, es habitual que ambas partes determinen un tiempo de estancia en la vivienda. La Ley de Arrendamientos Urbanos permite abandonar la casa transcurridos seis meses desde la firma del contrato, así como prorrogar el contrato durante más tiempo. Si eres inquilino, y estás pensando en seguir viviendo en el inmueble, hay una serie de aspectos que debes conocer.

Una pregunta muy habitual entre los inquilinos que quieren seguir en la vivienda tiene que ver con cómo funciona la renovación del contrato de alquiler. Este es el procedimiento a seguir para comunicarle al propietario su intención de continuar en el piso.

 

 

Los plazos para la renovación de un contrato de alquiler

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que la duración del contrato de alquiler es de como mínimo un año. Además, indica que se puede actualizar de manera automática hasta un máximo de tres años.

En cuanto al periodo de prórroga tácita, una vez finaliza el contrato, es de un año, tal y como se establece en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

 

Actualización del precio del alquiler

Hasta la entrada en vigor de la nueva normativa, el precio del alquiler se actualiza al terminar cada anualidad, a través del índice determinado en el contrato. Es decir, cuando transcurra un año desde el momento de la firma del contrato, o de la última renovación, la renta mensual debe adaptarse a las variaciones que ha sufrido tanto el mercado inmobiliario en particular como la economía en general.

Una vez transcurridos tres años, la prórroga del contrato será tacita, es decir, tienen que acordar las dos partes las posibles modificaciones del contrato. En este momento, el arrendador tiene la posibilidad de modificar la renta de la vivienda.

 

Derechos del propietario y del arrendatario

Una vez ha transcurrido un año desde la firma del contrato el propietario tiene derecho a poner fin a la relación entre las partes si desea recuperar su vivienda. Solo es posible cuando el arrendador necesita la vivienda para él o para un familiar de primer grado. De ser así, debe avisar al inquilino con dos meses de antelación.

 

¿Cómo poner fin al contrato del alquiler?

También existen algunas situaciones en las que el inquilino no desea continuar en la vivienda, de modo que tiene que avisar al propietario de que no quiere renovar el contrato de alquiler. Una vez transcurridos seis meses desde la firma del contrato el arrendatario puede comunicar con 30 días de antelación, de forma escrita, al arrendador de su intención de abandonar el inmueble.

En este punto hay que tener en cuenta que si se rescinde el contrato antes de haber cumplido la anualidad, el propietario tiene derecho a restar de la fianza la parte proporcional del tiempo que quede por disfrutar, aunque todo dependerá de lo estipulado en el contrato.

En caso de que no se haya cumplido el tiempo establecido, se pueden contemplar dos situaciones. Por un lado, si han transcurrido más de seis meses desde la firma del contrato, se pone fin al mismo del mismo modo que si se hubiese cumplido con la fecha. Y, por otro lado, si no han pasado seis meses, aun avisando en el tiempo establecido, el arrendador tiene derecho a reclamar una parte de la fianza en concepto de incumplimiento de contrato.

Estos son los principales aspectos que debes conocer si vives de alquiler y estás interesado en la renovación del contrato de arrendamiento.





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim