Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Formas legales de echar a un inquilino



Si tienes tu piso alquilado y deseas echar al inquilino, es de especial importancia que conozcas cuáles son las diferentes formas para hacerlo.

Situaciones en las que se puede echar a un inquilino

Finalización del contrato

Cuando finalizar el contrato de alquiler y el propietario no desea renovarlo, el inquilino tiene la obligación de abandonar el piso en un periodo de tiempo estipulado previamente. La ley obliga al propietario a avisar al arrendatario con un plazo mínimo de 30 días de antelación su voluntad de no renovar el contrato de arrendamiento. De lo contrario, se da por entendido que se prorroga, aunque no se haya indicado específicamente.

 

Formas legales de echar a un inquilino

 

Necesidad de la vivienda por el propietario o familiares

Si el propietario necesita la vivienda para él, o para algún familiar directo hasta el primer grado de consanguinidad o para su cónyuge si hay una sentencia firme de separación o divorcio, puede rescindir el contrato de alquiler incluso antes de la fecha de finalización. En este caso, el propietario debe comunicar la necesidad al inquilino con un plazo de dos meses para que abandone la vivienda.

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que debe haber transcurrido un año como mínimo de vigencia del contrato de alquiler. Además, el propietario o el familiar que tenga la necesidad debe ocupar la vivienda en un plazo máximo de tres meses, a contar desde la fecha en la que el arrendatario abandona el inmueble.

No pagar el alquiler

Una de las principales obligaciones del inquilino cuando alquila una casa es la de pagar el alquiler en la forma y tiempo acordados con el arrendador. En caso de incumplimiento, si no llega a un acuerdo con el propietario y se niega a pagar la renta, se puede iniciar un procedimiento judicial de desahucio por falta de pago.

Vender la casa

Una de las razones que se contemplan para que un propietario pueda echar a su inquilino del piso arrendado es que desee venderlo. Ahora bien, hay una serie de aspectos a considerar. En primer lugar, el inquilino tiene lo que se conoce como derecho de adquisición preferente. Por lo tanto, es él quien tiene la oportunidad de comprarla en primer lugar.

En segundo lugar, la ley determina que para vender una casa alquilada es necesario estar inscrito en el Registro de la Propiedad, justificando que el arrendador-vendedor ha notificado correctamente a su inquilino su intención de vender el inmueble. Ahora bien, el arrendatario tiene 30 días naturales para decidir si desea comprar la casa o no.

Cosas que no se pueden hacer a un inquilino moroso

Para el propietario y arrendador, el impago del alquiler por parte de su inquilino es una situación muy complicada. Sin embargo, hay una serie de cosas que no puede hacer porque todo se volvería en su contra: cambiar la cerradura, cortar los suministros básicos, amenazar verbal o físicamente al inquilino moroso y negarse a reparar los desperfectos de la vivienda.

En el peor de los casos el “casero” podría acabar condenado penalmente, y estar obligado a indemnizar al inquilino moroso por los daños y perjuicios.

¿Cómo saber si un inquilino es moroso?

El Fichero de Inquilinos Morosos es el único registro oficial que existe en España de la morosidad en el mercado del alquiler. Para evitar cualquier tipo de inconveniente con tu arrendatario si tienes intención de alquiler una vivienda, te recomendamos consultarlo. Un proceso muy sencillo, rápido y gratuito para comprobar si alguno de los candidatos interesados en tu casa tiene antecedentes de morosidad en el mercado del alquiler.

Una gran base de datos que se nutre de la información aportada por agentes inmobiliarios, particulares y sentencias judiciales. Se trata de la única medida preventiva de la morosidad en el alquiler.





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas
que FIM ha diseñado para todos
los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim