Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Lo que nunca debes hacer si tienes un inquilino moroso



Si tienes un piso en propiedad que quieres poner en alquiler para obtener unos ingresos extra al mes, seguro que una de tus principales preocupaciones es que el inquilino en un momento dado deje de pagar la renta mensual. Una situación muy complicada, y que en ocasiones no puedes evitar. Si tu arrendatario se retrasa en los pagos y no consigues llegar a un acuerdo con él, lo más lógico es que se inicie un largo y desagradable proceso judicial.

Si tienes pensado tomarte la justicia por tu mano para recuperar tu casa a toda costa, debes saber que se trata de un gran error. A continuación, te explicamos qué es lo que no debes hacer si tienes un inquilino moroso. Estas acciones que podrían provocar incluso una denuncia del inquilino hacia ti como propietario.

 

Lo que nunca debes hacer si tienes un inquilino moroso.jpg

 

Cambiar la cerradura

Si el inquilino no hace frente a la renta mensual, quizá se te haya pasado por la cabeza esperar a que salga de casa y cambiar la cerradura. ¡No lo hagas, es ilegal! Recuerda que cuando alquilas tu casa cedes el uso y disfrute de la misma. Por lo tanto, el arrendatario tiene todo el derecho del mundo a utilizarla, y solo un juez puede impedírselo.

El hecho de cambiar la cerradura es considerado una coacción. El inquilino podría llamar a la policía para obligarte a ti como propietario a facilitarle el acceso a la vivienda. Además, el juzgado podría multarte y condenarte a abonar al arrendatario moroso una indemnización por daños y perjuicios.

Cortar los suministros

Cuando un inquilino deja de pagar el alquiler, una de las medidas de coacción más frecuentes entre los arrendadores es la de cortar los suministros: agua, electricidad y gas. Sin embargo, ante la ley es algo muy similar a lo que ocurre con el cambio de cerradura ya que estás impidiendo al inquilino disfrutar de la vivienda. Si lo haces, el arrendatario podría denunciarte, e incluso estarías obligado a abonarle una indemnización.

Amenazas

Otra de las cosas que nunca debes hacer ante un inquilino moroso es amenazarle, ya sea verbal o físicamente. Se trata de una línea roja que nunca debes cruzar. Se trata de una actitud reprobable y, además condenable desde el punto de vista legal. Piensa que el inquilino puede grabarte y, con estas pruebas, interponer una denuncia de las amenazas o de la agresión. Si se trata de una infracción leve, tendrás que pagar una multa. En caso de que sea grave debido a las lesiones físicas, podrías ir a prisión.

Vender la casa

El inquilino tiene derecho ante la adquisición de la vivienda en el caso de que tú como propietario quieras venderla, aunque no pague la renta. Por lo tanto, si actúas sin comunicarle tu propósito de vender la casa y la compra un tercero, lo más seguro es que un juez anulará la operación.

No atender al mantenimiento de la vivienda

Cuando alquilas tu casa, tienes una serie de derechos y obligaciones en tu relación con el inquilino. Una de las obligaciones a las que debes hacer frente es atender al mantenimiento de la casa, aunque el arrendatario no pague la renta. Si en una situación como esta te niegas a costear la reparación del deterioro de los suelos o la instalación de una nueva caldera, el arrendatario tendría una justificación legal para no pagar el alquiler. Incluso podría solicitar una inspección al Ayuntamiento, que te obligaría a realizar las obras pertinentes.

Esto es todo lo que nunca tienes que hacer para echar a un inquilino moroso. Debes interponer una denuncia, y hacer que la justicia haga su trabajo.

 





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim