Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Para qué sirve la fianza de un alquiler?



Como sabéis, desde Fichero de Inquilinos Morosos nos gusta daros información sobre el sector inmobiliario del alquiler y aclararos dudas. En las últimas semanas nos han llegado muchas solicitudes de consultas relativas a la fianza en el alquiler. Si quieres saber qué es y para qué sirve la fianza de un alquiler, no te pierdas la entrada de hoy sobre unos de los conceptos básicos a la hora de alquilar.


¿Qué es la fianza legal?

Antes de saber para qué sirve la fianza de un alquiler, es fundamental dejar claro qué es exactamente. La fianza en el alquiler es un depósito en metálico que el inquilino tiene que dar obligatoriamente al propietario cuando se formaliza el contrato, el decir, cuando se firma y se da comienzo al alquiler. La fianza es obligatoria y se convierte en una garantía de cumplimiento contractual para el propietario.

Tal y como establece la Ley de Arrendamientos Urbanos, la fianza del alquiler tiene que equivaler a una mensualidad de la renta acordada, y debe ser depositada por el propietario en el organismo competente de cada comunidad autónoma.

Recuerda, la fianza es obligatoria y sólo puede ser una cuantía equivalente a una mensualidad. Sin embargo, las partes pueden pactar, adicionalmente, otro tipo de garantías.

¿Para qué sirve la fianza de un alquiler?

Como os decíamos, la fianza del alquiler es una garantía del cumplimiento, por parte del inquilino, de sus obligaciones contractuales en el alquiler. Al finalizar el contrato de arrendamiento, si el inquilino no ha cumplido con su parte del contrato, no verá cómo se le devuelve su fianza.

El arrendatario deberá comprobar el estado de la vivienda y que no queda ningún pago pendiente, de lo contrario tendrá pleno derecho de quedarse con la fianza del alquiler. Un impago de la renta, de los suministros, la finalización anticipada del contrato o algún desperfecto no derivado del uso habitual son motivos suficientes para no devolver la fianza íntegra, o para quedarse con la cantidad necesaria.

Plazos

Además de tener claro para qué sirve la fianza en el alquiler, tienes que conocer los plazos que le corresponden.

Por un lado, el propietario dispone de 30 días desde la formalización del contrato para hacer el depósito de la misma en el órgano correspondiente de cada comunidad autónoma.

Asimismo, se establece un plazo de 30 días desde la finalización del contrato de arrendamiento, y entrega de las llaves del mismo, para que el propietario compruebe que todo está en orden y proceder a su devolución si es oportuno. Si transcurrido este plazo, como inquilino te corresponde el reintegro de la cantidad correspondiente a la fianza del alquiler y no se hace efectivo, podrás reclamarla por vía judicial.

¿Tienes claro ahora para qué sirve la fianza en el alquiler? Si sigues teniendo alguna duda, escríbenos sin reparos. Desde Fichero de Inquilinos Morosos te responderemos encantados a cualquier consulta que te surja al respecto.

Si tienes alguna duda sobre el alquiler o la morosidad en arrendamientos ¡háznosla llegar!

 





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim