Please enable JavaScript

Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

5 inconvenientes de estar empadronado en un sitio y vivir en otro



 Una de las grandes ventajas que proporciona el alquiler es la facilidad de movilidad. Las personas que residen en una vivienda arrendada tienen la posibilidad de mudarse a otra cuando lo necesiten por motivos laborales, económicos o, simplemente, por gusto. A veces, cuando los arrendatarios se trasladan de una ciudad a otra no cambian su lugar de empadronamiento. A parte de no poder votar, existen otros muchos inconvenientes que surgen al estar empadronado en un sitio y vivir en otro. ¡Atento, te los contamos!

 

 

Servicios públicos, limitados

La posibilidad de tener un médico de cabecera habitual, el acceso a los colegios públicos y diferentes servicios ofrecidos por los ayuntamientos y/o gobiernos regionales como centros deportivos o bibliotecas, desaparecen. Esto es debido, a que como inquilino estás registrado en otra localidad y muchos de tus impuestos los pagas allí, y no donde estás residiendo habitualmente.

Dificultad en la solicitud de ayudas

Otro de los inconvenientes que te pueden surgir al estar empadronado en un sitio y vivir en otro es la dificultad que podéis encontrar los inquilinos a la hora de solicitar ayudas municipales y/o autonómicas. En muchas ocasiones, las ayudas a la movilidad, al alquiler o a los estudios, entre otras, van destinadas a los ciudadanos que están registrados, y pagan impuestos, en esa localidad. Además, si tienes que pagar una tasa, encontrarás más dificultades y el proceso se alargará.

No puedes desgravar el alquiler

Como cada primavera, los ciudadanos tenemos que rendir cuantas con Hacienda en la Declaración de la Renta. Aunque los inquilinos, desde el año 2015 no contáis con deducciones estatales, todas las comunidades autónomas, excepto La Rioja, Murcia y Baleares, han regulado los beneficios fiscales en materia de alquiler. Por ello, si quieres beneficiarte de alguna de estas ventajas, debes estar empadronado en el lugar donde tienes alquilada la vivienda.

Demostrar el tiempo que llevas viviendo allí

Aunque para algunos trámites solo basta con presentar el contrato de arrendamiento, en otras ocasiones puedes encontrarte con problemas al necesitar más documentación que demuestre que tu vivienda habitual se encuentra en la ciudad donde resides. Además, en determinadas gestiones te solicitarán que demuestres el tiempo que llevas viviendo en esa localidad, y si no estás empadronado te será más difícil certificar el lapso que ha pasado desde que te mudaste.

Te enterarás más tarde de las cosas

En muchas ocasiones, los ayuntamientos y comunidades autónomas envían información de interés a sus ciudadanos. Al no estar empadronado, y por ende no aparecer en sus registros, tendrás que esperar a que te lo cuente la vecina o un familiar. Además, si te tienen que enviar una notificación (multa, citación, etc.) tardarás más en recibirla.

¿Se te ocurren más inconvenientes provocados al estar empadronado en un sitio y vivir en otro? Cuéntanos

¿Estás buscando vivienda de alquiler?

Preséntate como el mejor candidato con el Certificado de Solvencia FIM


botón para consultar más

La forma más rápida y económica de demostrar solvencia y puntualidad en los pagos





No Comments

Add Comment

Descarga nuestro modelo de contrato de alquiler

Rellena los siguientes campos y descarga de manera gratuita un modelo de contrato que te brindará mayor seguridad al alquilar un inmueble.

¿Quieres proteger tu alquiler?

Utiliza estas herramientas gratuitas que FIM ha diseñado todos los propietarios:


Para monitorizar el alquiler y saber cómo actuar en caso de impago

boton a fim control


Si tienes una mala experiencia con un moroso usa

boton a inscripcion fim